5 consejos que todo diseñador de moda debería saber

Conocemos las marcas, pero en realidad no conocemos realmente a las personas que hubo detrás de ellas. Por eso me encanta leer autobiografías de diseñadores, para conocer mejor su época, su visión, su legado. 

Leyendo “Christian Dior y yo“, descubrí a un Christian Dior con sus dudas de iniciar su propio proyecto pero que finalmente lo llevó a cabo, convirtiendo la casa Christian Dior en una de las casas de moda más famosas del mundo. Toda la historia de cómo llevó a cabo su concepto de marca y su trabajo como diseñador me fascinó tanto que quiero compartir con vosotros sus ideas que os pueden servir de inspiración.

Tanto si trabajas en moda o en cualquier otra industria creativa y deseas iniciar tu propio proyecto o trabajas de forma independiente, espero que tengas en cuenta estos consejos que todo diseñador de moda y creativo debería saber:

Las razones comerciales nunca sostienen la moda

Christian Dior decía que “quienes crean que las variaciones de la moda obedecen a razones comerciales, se equivocan” afirmaba que “una moda inspirada en esas razones no tendría ninguna fuerza para sostenerse, ninguna posibilidad de gustar y menos para popularizarse”. 

Con esto, Dior quiere decir que la moda (o cualquier forma de arte creativo) no se debe basar en el dinero, en realizar un diseño porque se va a vender más. La moda tiene que adaptarse a los cambios de la sociedad y su avance. Si no se tiene en cuenta esto y siempre se busca el beneficio, todo el mundo notará que no es un arte “genuino”.

Sé fiel a tus ideas y a tal como eres

Christian Dior como toda persona tenía sus complejos, y estos los expresó perfectamente en su autobiografía. 

Tenía que realizar una rueda de prensa en Estados Unidos y sentía que no encajaba en esa atmósfera, su imagen no era como la de otros diseñadores de moda, no era un pin-up-boy y no le iban a tomar en serio. Sin embargo, después de pensar en ello, decidió que no iba a cambiar su imagen para parecerse a los demás y renunciar a todo aquello que le gustaba.

El mensaje es muy claro, si ves que lo que haces no encaja con la imagen de otros diseñadores, sigue adelante y muestra quien eres realmente. Por qué ellos no lo hagan, no quiere decir que sea incorrecto.

Piensa en tus consumidores

A principios de los años 50, empezaron a llegar nuevos conflictos políticos a Europa, cambiando mentalidades y deseos. Esto se vió reflejado en la moda terminando con el “New Look” que hizo famoso a Dior y que dió lugar a una moda mucho más “razonable” con la silueta “en flecha”, con un talle más holgado. Christian Dior tenía claro cómo era la “mujer Dior” pero sabía que esa mujer iba a cambiar a lo largo de los años.

Ver lo que está pasando a tu alrededor es muy importante en un diseño. Interpretar el presente es clave para provocar una reacción en tus consumidores y que sea relevante para ellos.

Otro dato a tener en cuenta es la procedencia de tus consumidores. No todos son iguales. En moda esto se ve en las diferentes colecciones y prendas que se presentan en cada país. Por eso Dior dividió su marca en dos: Nueva York y París. Él notaba que la mujer americana y la parisina eran muy diferentes y no podía realizar el mismo diseño para ambas. Es por eso que el modelo de negocio era muy diferente en ambos países.

Este es básicamente el trabajo de un coolhunter, investigar lo que está pasando y cuales son los deseos de los consumidores. 

Prueba y experimenta

Christian Dior no se encontró con la costura hasta los 30 años. Tras haber fallado su primer negocio como expositor de arte durante la recesión, empezó a dibujar figurines los cuales tuvieron mucho éxito. Aunque el no tenía nada de experiencia en el tema, vio que podría ser una oportunidad de negocio. Y decidió retirarse una temporada a practicar y a crear más diseños. 

Esto le ayudó a encontrar un puesto en una famosa casa de moda hasta que llegó el momento de adentrarse en su propia marca.

Experimentar en cualquier actividad es muy importante como diseñador. Probar otras actividades diferentes puede ayudarte a descubrir capacidades que no tenías o que puedes implementar en tu marca.

Rodéate de gente que aporte

Dior no tenía ni idea de costura, ni de construir una marca, pero supo de quién rodearse. Sabía quién era el mejor en cada área, y lo supo aprovechar. El confiaba totalmente en las capacidades de sus consejeras, sus costureras, el equipo de administración, el de publicidad… sabía que él solo no llegaría a tener un negocio de éxito y solo con la mejor ayuda podría conseguirlo. Su clave fue estar rodeado de gente de confianza y que le acompañaron al éxito.

Si hay un área de tu negocio que no controlas, pide ayuda. A veces queremos controlar la orquesta entera y es cuando las cosas no funcionan tal y como planeamos haciendo que fracasemos en el intento, básicamente porque no podemos ser expertos en todo.

Comment

Leave a Reply

Previous Post
Tendencias de la Copenhague Fashion Week 2020
Read More
Next Post
Cómo llevar un look con mangas abullonadas
Read More